Especial Familia Manson (I): 50 aniversario

La lista de criminales famosos de Estados Unidos es interminable: forajidos como Jesse James, Billy el Niño o Bonnie y Clyde han sido idealizados por la leyenda, como si se trataran de reencarnaciones de Robin Hood; mafiosos como Al Capone o Big Jim Colosimo; magnicidas como John Wilkes Booth o Lee Harvey Oswald; asesinos en serie como Ted Bundy, John Wayne Gacy o Edmund Kemper. Pero, por encima de todos, hay un nombre infausto que sobresale y ocupa el oscuro trono de la historia negra norteamericana: Charles Manson, cuyos asesinatos sucedieron hace hoy cincuenta años. Su nombre es capaz de generar pesadillas y terror. Y, sin embargo, ni fue el asesino en serie más letal, ni sus crímenes fueron los más crueles, ni sus víctimas las más famosas. ¿Por qué, entonces, los asesinatos cometidos por la Familia Manson causan más interés que los de otros?

Intentaremos buscar una respuesta a esta espinosa y difícil pregunta a partir de un análisis de los asesinatos, de los responsables y de las consecuencias e implicaciones que éstos tuvieron. Es evidente que los asesinos en serie y los crímenes truculentos alimentan la curiosidad del público desde antiguo, ya sea por puro morbo o por esa extraña fascinación que despierta en el ser humano el mal, como hemos visto en otra ocasión. Pero, aparte de ello, hay en el caso de Manson una serie de características que pueden dar algún sentido a que hoy, medio siglo después, sigan siendo el centro de atención de películas, como Érase una vez en Hollywood, la novena película de Tarantino, series, como Mindhunter, cuya segunda temporada se estrenará en muy pocos días, o libros, como Helter Skelter, escrito en 1974 pero publicado en 2019 en España, que es el manual de referencia sobre el caso, escrito por Vincent Bugliosi, el fiscal encargado de llevar la investigación sobre Manson y su Familia.

Pero vayamos paso a paso. Para entender esta compleja e intrincada historia, es conveniente empezar casi por el final, por los asesinatos. En la mañana del 9 de agosto de 1969, es decir, exactamente cincuenta años atrás desde el día de hoy, Winifred Chapman, ama de llaves del 10050 de Cielo Drive, en la ciudad de Los Ángeles, a medio camino entre Bel Air y Beverly Hills, descubrió al llegar a su lugar de trabajo cinco cadáveres en la casa asesinados en medio de un auténtico baño de sangre. Aterrorizada ante el horror que se había encontrado, salió corriendo a pedir ayuda a los vecinos. Cuando llegó la policía, se encontró con un escenario sacado de las peores pesadillas dantescas. En la entrada de la casa, había aparcado un coche blanco con un hombre muerto. En el césped del jardín, tirados de mala manera, otros dos cadáveres, un varón y una mujer, con signos de una violencia inusitada. Pero lo peor de la situación lo encontraron dentro de la casa, en el salón. Allí, una mujer embarazada y otro hombre yacían en el suelo, cubiertos de sangre y unidos por una cuerda de nylon que ataba sus cuellos y pasaba por encima de una viga del techo. En la puerta principal, estaba la palabra PIG (“cerdo” en inglés) escrita con sangre.

Al día siguiente, el 10 de agosto, se encontraron, en el 3301 de Waverly Drive, en la exclusiva zona de Los Feliz, los cuerpos de un hombre y una mujer en condiciones similares a las de la noche anterior. Los dos habían sido también apuñalados hasta la extenuación, y la sangre corrió a ríos. Y, por si fuera poco, también encontraron mensajes escritos en las paredes: DEATH TO PIGS (“muerte a los cerdos”), RISE (“levantad”) y HEALTER SKELTER (que, bien escrito, helter skelter, designa en Inglaterra un tipo de tobogán en espiral, pero también “caos, confusión”, y da nombre a una canción del The White Album de los Beatles. Como veremos, Helter Skelter fue una de las claves más importantes de estos asesinatos).

Pronto se supieron las identidades de las víctimas y los detalles de las autopsias, pero para conocer la verdadera historia hizo falta mucho tiempo y una investigación realmente chapucera. ¿Qué había pasado en esa calurosa noche de verano, en la que parecía haberse desatado el infierno? ¿Quién había cometido tal atroz matanza? Y, por encima de todo, ¿por qué? En los siguientes artículos, iremos desgranando poco a poco los detalles de este truculento caso y procuraremos dar algo de luz entre tanta oscuridad para entender algo mejor la naturaleza de esta aberrante matanza.

Miguel Serrano (@Migserrod92)

Especial Familia Manson: Los asesinatos

Especial Manson: La Familia

Especial Charles Manson: El gurú del Mal

Especial Familia Manson: Helter Skelter

Manson-viejo gruñón

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s