Poe, el Maestro de maestros (III)

Variados son los géneros literarios que Edgar Allan abarcó en su vasta producción narrativa en formato breve: humor, parodia, sátira, aventura, romance, horror en múltiples formas… Pese a su muy temprano fallecimiento en 1949, a la pronta edad de cuarenta años, Poe contó con tiempo más que suficiente para contribuir a la Historia de la Literatura Universal con un impresionante número de historias clásicas.

Que sirva como gráfico ejemplo el hecho de que entre los meses de abril de 1842 y agosto de 1843 lograría componer hasta siete de estos grandes relatos para las diferentes publicaciones con las que trabajó: El retrato oval, La máscara de la Muerte Roja, El misterio de Marie Rogêt (la segunda pieza de su trilogía dedicada al detective Dupin, de la que hablaremos en un próximo artículo), El pozo y el péndulo, El corazón delator, El escarabajo de oro y El gato negro.

Prolífico fue su trabajo e intenso fue su genio. Buena prueba de ello es la densa proporción de su producción literaria en el marco de su breve existencia. Desde Super Umbram proseguimos con nuestro humilde homenaje al Maestro de maestros.

 

El retrato oval (Graham’s Magazine, abril de 1842)

Uno de los trabajos más escuetos de la obra poeniana. En El retrato oval, el narrador, un viajero herido que en compañía de su criado allana un castillo recientemente abandonado, describe un cuadro de composición extraordinaria y la lúgubre y desoladora historia que éste esconde.

 

Masqueofthereddeath-Clarke
Ilustración para La máscara de la Muerte Roja (Harry Clarke, 1919)

 

La máscara de la Muerte Roja (Graham’s Magazine, mayo de 1842)

Otro cuento con más pretensión poética que narrativa, tintado con muchas tonalidades de colores diferentes (con evidente predominio del rojo, por supuesto). En La máscara de la Muerte Roja, Poe comparte con el lector la historia de una excéntrica fiesta celebrada en plena crisis epidémica en un país y un tiempo sin definir.

El relato constituye una funesta alegoría que no deja de recordar que la llegada de la muerte, sea cual sea la forma o el rostro que ésta adopte —la máscara de la Muerte Roja, en nuestro caso— es simple cuestión de tiempo. Que, por grandes y desenfrenados que sean nuestros esfuerzos, que la Parca nos dé alcance es algo inevitable.

 

El pozo y el péndulo (The Gift: A Christmas and New Year’s Present for 1843, octubre de 1842)

Edgar Allan nos brinda, con El pozo y el péndulo, un nuevo símil, mucho más gráfico éste, del paso del tiempo y de la proximidad de la muerte. En este truculento cuento, el autor de El cuervo relata, desde la perspectiva de un narrador en primera persona de quien nada conocemos salvo su condición de reo por la Inquisición, los acontecimientos que se siguen a una atroz sentencia fatal, más tortura que condena a muerte, desde el mismo veredicto hasta su sorprendente desenlace.

El pozo y el péndulo es, quizá, el más grotesco y macabro de los clásicos poenianos. Tristemente, el único que transcurre en tierras españolas: en Toledo, concretamente.

 

elpozoyelpendulo
Fotograma de The pit and the pendulum (Alexandre Astruc, 1964)

 

El corazón delator (Pioneer, enero de 1843)

Este relato exhibe la historia de un demencial crimen y su inconcebible resolución. De la mano del Maestro bostoniano, el lector conocerá la perspectiva de un asesino, más en forma de monólogo que de narración en primera persona, desde la comisión de su aborrecible acción hasta su desenmascaramiento.

 

El escarabajo de oro (The Dollar Newspaper, junio de 1843)

El escarabajo de oro narra la búsqueda de un tesoro… ¡con pirata incluido! Se trata de una aventura con sus buenas dosis de humor, en gran medida favorecidas por la divertida relación que une a dos de sus tres personajes protagonistas: al señor Legrand y a su viejo criado negro Júpiter. Un narrador en primera persona, amigo del primero de los dos individuos antes citados, relata otro (extenso) cuento que se aleja de lo gótico y lo grotesco.

 

Poe_black_cat_byam_shaw
Ilustración para “El gato negro” en Selected Tales of Mystery. Byam Shaw, 1909

 

El  gato negro (United States Saturday Póster, agosto de 1843)

 “Hay algo en el generoso y abnegado amor de un animal que llega directamente al corazón de aquel que con frecuencia ha probado la falsa amistad y la frágil fidelidad del hombre

El gato negro expone, a partir de un (de nuevo) narrador en primera persona, la venganza de un animal maltratado frente a aquel que tanto sufrimiento ha infligido. Un canto a la perversidad, a la maldad, a la corrupción… Al remordimiento.

Otro de sus grandes clásicos inmemoriales.

Edgar, la poética de la narrativa

Poe, el Maestro de maestros (I)

Poe, el Maestro de maestros (II)

Poe, el Maestro de maestros (IV)

Poe y la marca de Caín

 

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s